miércoles, 28 de octubre de 2015

POSTRES Y BEBIDAS - Galletas terroríficas - ESPECIAL HALLOWEEN

Cuando terminéis de leer esta receta no tendréis excusas de cara a hacer una fiesta de Halloween como Satán manda. Ya no vale eso de "ooh, no tengo el material adecuado para hacer ese dulce" o eso de "no tengo tiempo ni dinero para ponerme a hacerlo". Lo siento, pero si lo que os faltan son ganas, tendréis que dejar de leer este post ahora mismo. Con la receta que hoy os presento queda bien claro que no hay que ser un artista del fondant o un virtuoso de la KitchenAid para ponerse manos a la obra.
Ingredientes comunes, medidas sin complicaciones, materiales de andar por casa y mucho, muchísimo sabor. Además, la elaboración es apta para los más pequeños, porque el amasado es manual, así meted a los enanos en la cocina y hacedlos participar. 
Un cosa muy importante: esta receta os servirá para hacer galletas-pastas para cualquier ocasión, todo depende del cortador que uséis. Para San Valentín usad corazones, para Navidad podéis hacerlas con forma de abeto o de angelito y para Halloween las lápidas y los murciélagos os vendrán fenomenal. Redondas, cuadradas o triangulares están de vicio. Si en casa no tenéis cortapastas con formas (que se venden en cualquier tienda especializada, cualquier supermercado o cualquier bazar), podéis cortas la masa a mano o siguiendo un patrón de papel. Elegid dibujos simples y fáciles de reconocer.
Ya tenéis el regalo perfecto para repartir entre los niños que el próximo 31 de octubre llamen a vuestra puerta gritando aquello de "truco o trato".
Comenzamos.



   Ingredientes:
250 gr. de mantequilla (en bloque)
250 gr. de azúcar (1 vaso)
1 sobrecito de azúcar vainillado (son 8 gr.)
650 gr. de harina (3 vasos)
1 huevo grande (talla L o XL)

   Preparación:
En un bol ponemos la mantequilla (a temperatura ambiente) y el azúcar (previamente tamizada) y lo batimos todo bien con las varillas de un batidora o a mano con la ayuda de un tenedor. A continuación, agregamos el azúcar vainillado y un huevo y volvemos a mezclar.
El siguiente paso es el más divertido, se trata de añadir harina poco a poco (y también tamizada) y amasar a mano hasta conseguir una mezcla compacta y homogénea.


Una vez tengamos terminada la masa de nuestras galletas-pastas haremos una bola grande y la dividiremos en 4 trozos. Tomamos cada cuarto, lo ponemos sobre papel de horno y lo aplanamos con un rodillo de amasar (aunque un simple vaso será suficiente) hasta dejar una plancha de medio centímetro de grosor, aproximadamente. De este modo sacaremos 4 planchas en 4 papeles de horno distintos. Los apilamos uno encima del otro y los reservamos en la nevera un mínimo de 3 horas.


Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 180º C. y cortamos nuestras planchas de la forma que hayamos elegido. Disponemos cada figura en la bandeja (sobre papel de horno) con una separación de 2 centímetros entre cada una y horneamos de 10 a 12 minutos nuestras galletas-pastas. Una vez listas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.
Están exquisitas así, sin más, pero si queréis decorarla podéis recurrir al chocolate fundido o a los Candy Mell´s de colores. Las que hoy os presenta Carmela están cubiertas de chocolate blanco fundido y tienen algunos detalles hechos con colorante alimenticio rojo y azul. 
¡Terriblemente buenas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario