domingo, 27 de noviembre de 2016

ARROCES Y PASTAS - Fusilli al pesto

La palabra pesto proviene del genovés pestare y significa machacar o moler en un mortero, que es como originariamente se hacía esta salsa. Ni que decir tiene que esta receta es italiana como la que más y que, aunque tiene variantes, su ingrediente principal e insustituible es la albahaca.
Ésta es una receta distinta para hacer en casa e ideal para salir de la rutina de la salsa boloñesa... vamos, los macarrones con tomate y carne que un mediodía a la semana seguramente serviréis para comer. El sabor del pesto es delicioso pero tiene un par de pegas: el precio de los piñones (son muy caros) y el hecho de que, algunas veces, es difícil encontrar albahaca fresca. Yo la compro en los supermercados Lidl, donde suelen vender macetitas de hierbas aromáticas (albahaca, perejil...) para uso culinario por solo un euro.
Bueno, yo me pongo a ello ¿Me acompañáis?
Comenzamos...





  Ingredientes:
250 gr. de pasta tipo fusilli (esta cantidad es para 2 personas).
1 puñado de hojas de albahaca fresca.
4 cucharadas de piñones.
1 taza de queso parmesano rallado.
1 taza de aceite de oliva.
1 diente de ajo.
Sal.

  Preparación:
Podremos cocer la pasta mientras elaboramos la salsa. Para ello ya sabéis, agua caliente, los fusilli y unos 8 minutos por delante. Intentad medir bien los tiempo para que sea la salsa la que espere a la pasta y no al revés.


Para elaborar el pesto, pondremos en el vaso de la batidora el diente de ajo pelado y troceado, los piñones, el aceite, la sal y las hojas de albahaca (es muy importante que sean frescas). A estos ingredientes le agregaremos media taza de agua templada y batiremos hasta conseguir una mezcla homogénea. 
Como habréis observado nos hemos dejado el queso atrás. Una vez que tengamos la salsa bien batida, la pasamos a la salsera, añadimos el queso, mezclamos y tendremos nuestro pesto listo para consumir.


Ya solo nos queda montar el plato de fusilli y degustarlo. Si queréis, podéis guardar un poco de queso para añadirlo por encima una vez servida la pasta... o rallar un poco más ¡Cuidado! Esta salsa engancha...
¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario