miércoles, 7 de diciembre de 2016

CICLO NUEVA YORK EN LA SARTÉN - Dill potato salad

Aquí estoy, en mi loft en Upper East Side con vistas a Central Park. Llevo un café tall de Starbuck en la mano izquierda y en la derecha unos prismáticos porque, a veces, con buena luz, desde mi ventana puedo ver algunas ardillas que saltan de árbol en árbol libremente por el parque. Estoy en pijama, pero puede que me decida y me vista para ir a ver el encendido del abeto de Navidad que ponen en el Rockefeller Center. Lo que aún no se es si pasear un poco y así ver el ambiente o tomar el metro. Como hace tanto frio...
(Suspiro) ¡Qué más quisiera yo! Qué bonito lo he pintado todo pero que mentira más gorda acabo de soltar. A veces es inevitable. Dicen, y yo estoy de acuerdo, que los olores y los sabores son los mejores conductores de recuerdos y los que más activan la imaginación ¿Quién no se ha trasladado mentalmente a un campo de trigo en la Toscana al probar un buen vino o se ha visto en el medio de una calle de Nápoles, con la ropa tendida por fuera  al tomar un trozo de pizza casera? Pues yo hoy con esta ensalada tan riquísima me he plantado en todo el centro de Manhattan.
La dill potato salad es el acompañantes de los sándwiches de carne, pero nosotros, que somos muy de patatas aliñadas y de papas con alioli, hemos decidido hacerla plato único.
Dill es eneldo traducido al inglés, así que la cosa está clara, ésta es una ensalada de patatas con eneldo... pero exquisita.
¿Queréis probarla? Pues vamos a ello.
Comenzamos...
 
 
 
   Ingredientes:
 
3 patatas.
1/4 de cebolla morada.
1 cucharadita de azúcar (mejor glass).
1 diente de ajo muy picado.
2 cucharadas soperas de vinagre de arroz.
2 cucharadas soperas de yogur natural.
2 cucharadas soperas de mayonesa.
1 cucharada de neldo (mejor fresco y bien picadito).
Sal y pimienta.
 
   Preparación:
 
Empezaremos pelando y cortando las patatas en dados. Ahora toca cocerlas. Para ello, pondremos los trozos en una cacerola llena de agua fría y la llevaremos a ebullición.
La idea es que estén 10 minutos al fuego para que queden ligeramente firmes (aún así, no está de más que comprobemos la cocción con un tenedor).
 
 
 
Con las patatas listas, las escurrimos y las enfriamos bajo un chorro de agua fría. Picamos la cebolla y ambos ingredientes los colocamos en una ensaladera.
 
 
 
Para la salsa, volcamos el resto de ingredientes en un bol y los mezclamos.
Para terminar, agregamos la salsa a las patatas, revolvemos con suavidad y espolvoreamos el eneldo por encima. Enfriamos y listo.
¡Espero que os guste!
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario